Expedición a la Antártida – Curando a Adolf.

Estándar

el-perc3b3n-volante-copia1

El ser humano ya es capaz de crear un invisible cromosoma artificial, pero se le pierde un barrigudo Boeing 777 de Malaysia Airlines con 239 pasajeros a bordo en el mayor de los misterios.”
Pero que acertado este periodista, que inteligente y lúcido que es, que buena opinión, ¿Hay pero como habrá llegado a esa conclusión? IDIOTA!!!

Esta sí que no me la van a creer, el otro día con lo del concurso de rimas, y el ahorcamiento de los que no rimaban perdí muchos colaboradores, así que mandé a Gadafi a al infierno para que me traiga más gente porque la expedición cada vez requiere de más esfuerzos, vamos avanzando, conquistando lugares, peronizando todo a nuestro paso, ya dejamos un gran túnel subterráneo, entubamos el arroyo “el infierno”, construimos: Bici sendas, skateparks, casas, árboles, una hermosa plantación de marihuana, bueno un montón de adelantos como siempre un paso adelante yo, no voy a seguir diciendo nuestros logros, mejor grabo un spot y que lo pasen en el entre tiempo de las olimpíadas Infernales. Sigo contándoles:

Cuando regresa Gadafi, lo noté como demasiado alegre y a la vez preocupado, dio tantas vueltas hasta que me encaró, yo pensé que el tipo se cagaría encima del susto, finalmente se decide y me comenta que rumbo al infierno observan un haz de luz bastante grande que estaba iluminando el túnel, preso de la curiosidad se asoma y ve un avión que venía volando demasiado bajo, como también estaba con el Heidi (el narco que le operaron tanto la jeta para que no lo encuentren que quedó con la cara de Heidi) el tipo la tiene recontra clara, sacó de su bolsillo un espejo y le hizo unas señas al avión, Gadafi dice que lo encandiló y aterrizó del susto, según Heidi el piloto es del palo y conoce las señas de los narcos, bueno no voy a entrar en un debate a ver quién de los dos tiene razón porque acá y en el mundo, el único dueño de la razón soy yo.
Resumo, me trajeron los 239 tipos, muchos chinos, hay varios negros y conté 10 colorados, el avión lo desarmamos, mandé a construir una nave, cuando llegue a la Antártida quiero llegar con todo, la verdad que esta gente le dio como un refresh a la expedición, los tipos están como locos sacando fotos, trajeron unas Nikon de la san concha, muy buenas, también se pusieron re cholulos con Robert Capa, incluso yo firmé algunos autógrafos, algunos piensan que soy un Dios, yo les digo que soy mejor, les dije que yo había inventado la gallina y le enseñé a poner huevos, bueno cuando tenga el spot listo construyo un cine, los siento y se los paso.
Estoy también a punto de anunciar la cura para el Racismo, creo que se cómo curarlo, el otro día le digo a Adolf: “Gato vigilame los negros que estos en cualquier momento se mandan alguna”, los teníamos en un sector un poco apartado junto con los colorados, Adolf fue volando, agarró la Itaca, la nueve, unas bombas, cuchillos, veneno, cuando se trata de negros o judíos, él se lo toma muy enserio, de eso no hay dudas..
Llegó muy envalentonado al sector de los nuevos colaboradores hasta que se topó también con los colorados, le causó mucha gracia el pelo colorado, tanto pero tanto, que hizo el esfuerzo y se puso a hablar con uno, eso me sorprendió muchísimo, yo lo observaba desde mi recinto en el cual tengo unos terribles plasmas y un buen equipo de audio, desde acá escucho y veo hasta un estornudo.
A medida que pasaba el tiempo Adolf se fue relajando cada vez más, hizo unas señas y el láser que venía apuntando en la frente de los negros y los colorados desapareció, lo vi distendido, hasta permitió que un negro le saque una foto haciéndole cuernitos a un colorado, esto lo tiene que saber el mundo pensé, de como un colorado puede llegar a curar la xenofobia, el racismo y hasta el empacho, porque después lo ví midiéndolo con una cinta a Adolf y este muy sonriente agradeciéndole.

Que sería de ustedes sin mí, si yo no fuera yo, me gustaría ser yo, es terrible este sentimiento de superioridad y Liderazgo que me invade después de cada logro, a propósito de eso, no quiero olvidarme del verdadero motivo por el cual arrancamos la expedición:

Ubicar el portal hacia otros mundos, las naves extraterrestres, conquistar el Planeta, la Galaxia, encontrar a Dios y Peronizarlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s