Expedición a la Antártida – La Carta

Estándar

Peron videla carta

 Soy tan solo un loco que observa, lo observo todo desde mi recinto. Me miro al espejo, me hablo, quizás llueva me digo, pero no pasa nada, me compre un paraguas por internet, difícil ver la lluvia sin salir de casa, mis vecinos siguen creciendo, los noto más pelotudos que antes, la vieja del primero ya no hace más ruidos, probablemente ya no exista y la echo de menos.

Las melodías de las motos que pasan logran despistarme, alejarme de ciertos pensamientos o mensajes que me llegan del más allá, ni idea que hay más allá pero siguen enviándome mensajes muy absurdos.

 El mensaje de hoy: “no regar las plantas después de las 12”. Hijos de puta! No tengo plantas.”

Dios Santo! no se para que me meto a leer estos blogs de mierda, estos pibes, están cada vez más quemados, aunque esta historia la vengo leyendo hace tiempo, el tipo está encerrado, lo buscan, siempre le pasa algo, creo que enviaré a Sadam que me traiga al pelotudo que la escribe así me cuenta cómo termina esa puta mierda porque no quiero esperar hasta que se le cante terminarla.

Últimamente ando un poco ansioso yo también, suceden cosas rarísimas, no sé,  la cura de Adolf  y una serie de cosas que fueron pasando, me dieron la pauta para creer que algo bastante malo estaba por pasar, les cuento:

El otro día, mientras mis grasitas me hacían la alabanza matutina, que por cierto cada vez está mejor, a veces me hacen coreografías, otras veces solo se disfrazan, el otro día me trajeron una terrible orquesta de Albinos, (estoy seguro que fue idea de Adolf), bueno saludan y dan sus bendiciones y alabanzas a su único Líder el más groso de todos, o sea a Mí.

La escena: me levanto, me clavo el uniforme, me asomo al balcón y ellos uno a uno van ocupando sus lugares estratégica mente formados delante de casa, hasta que desarrollan la alabanza diaria, y finalmente, yo me acerco al micrófono, les agradezco, me aplauden más o menos 1 horita, no vale silbar, ni gritar solo aplausos, sí, solo aplausos. Ellos tienen mano y yo sé que se ríen bastante de mis muñones, así que la condición fue esa, alabanza matutina y aplausos de una horita, no saben cómo les quedan las manos después, salen corriendo a ponerlas en agua, y saben que cuando se mandan alguna, después de la alabanza matutina y de los aplausos, los hago jugar un campeonato de vóley, últimamente vienen escarmentando..

Bueno sigo relatándoles lo que me puso del orto, mientras estaban aplaudiendo veo a lo lejos un ser que no tenía el número tatuado en la frente, lo que me dio de pensar que no estaba Peronizado, venía de vaya uno a saber dónde, se aproximaba  cada vez más, no estaba al tanto de la alabanza matutina y mucho menos de la aplaudida, traía una carta en la mano, vestía color falopa y tenía terrible cara de susto.

A medida que cruzaba entre la multitud aplaudiendo, podía percibir su miedo, ese miedo a lo desconocido que le agarra a todos aquellos que no son YO,  obvio. Me hace una seña como diciendo “He gato tengo eto pa vó”, cabeceo al patova de casa y lo hace pasar.

La carta decía lo Siguiente:

Juan Domingo,

…no creo puedas entender  lo que quisiera expresarte en realidad, así que apelaré a un método algo más directo que consiste, justamente en eso, ser directo; porque entre dictadores, muy a pesar de las diferencias, deberíamos entendernos…

No pretendo ser oportuno en un enojo inexistente por no haberme hecho partícipe de tu expedición, pero bien saben varios aquí en este horno cotidiano que grandes aptitudes poseo y más por sobre muchos a quienes has decidió llevar a la Antártida – de más está decir que no comparto en absoluto la relación que tenés con los  estupefacientes, con la joda y más joda y el “living la vida loca”, desde ya que no; como tampoco comparto tu idea de Peronizarlo todo – pero, nobleza obliga, debo decir que estás por sobre la altura de lo que este infierno genera con los últimos “invitados” de satán…

Este aspecto intelectual que posees, ciertamente superior y estadístico hasta para la más mísera miseria de todo aquel que no comparta tus planificaciones por demás estridentes a la paz de quien contradiga eso mismo, creo que no debiera prescindir de mi presencia y mi ayuda, por decirlo de algún modo.

Muchas de mis ideas podrían bien sumarte a dichos planes que, si bien no comparto, empiezan a generarme cierta simpatía.

Espero quieras responderme y te contaré, luego, mi plan para alcanzarte en dicho viaje, si has de querer esperarme y lograr ya sí, tu ansiado plan.

Atte,

Vide –

Hijo de un camión lleno de putas, logró encontrarme! Eso es lo que me tiene tan ansioso, tengo que analizar muy bien los pasos a seguir, por ahora no quiero olvidarme el verdadero motivo de esta expedición:

Ubicar el portal hacia otros mundos, las naves extraterrestres, conquistar el Planeta, la Galaxia, encontrar a Dios y Peronizarlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s